"La música es sinónimo de libertad, de tocar lo que quieras y como quieras, siempre que sea bueno y tenga pasión. Que la música sea el alimento del amor."
"Music is synonym of freedom, of playing what you want and how you want, as long as it's good and made with passion. Let music be love's food."
Kurt Cobain (1967-1994)

sábado, 23 de julio de 2016

Perdonen la brasa (Rubia - Like Before)

CCIX 
"So if you left me today 
I would live anyway 
Like I have always done before"

LIKE BEFORE
Rubia
Barman
Rubiamusic
2015

Lo siento, yo también he de pedir perdón. Básicamente, por dar la brasa, por pensar que he sido la única persona en el mundo que ha sufrido un revés sentimental. Os animaría a que leyerais mis entradas de hace un año exactamente, pero no lo voy a hacer, no por vergüenza, sino porque eso es el pasado y regodearse en las miserias propias puede ser necesario durante un tiempo, pero hay que intentar que sea el más corto posible. Pedidas las disculpas y dando las gracias a pesar de todo a aquellos que me aguantasteis, paso a presentaros a la que se va a convertir en mi banda del verano, seguro.

Rubia son un dúo de Bilbao formado por Sara Íñiguez a la voz y teclados y Mariana Pérez a la batería. Y ya está. ¿Ya está? Parece mentira que con estos tres instrumentos se pueda hacer una música tan luminosa y llena de matices, pero es tan real como que ayer mismo un reducido grupo de unas 60 personas lo pudimos comprobar in situ en un original concierto en una terraza. Como Sara comentaba entre tema y tema, parecía que estábamos cual Beatles en la azotea de Apple Records en aquel mítico concierto de 1969. En esta ocasión no se tuvo que parar por quejas de los vecinos. Imposible. Una cosa tan bella no podía acabar antes de hora.

Los Beach Boys se colaban entre acorde y acorde (versión de Aren't You Glad incluída) y a mí me venían ecos de Carole King y Karen Carpenter cada vez que Sara acometía los temas, por cierto, en un inglés excelente, algo muy de agradecer. Creo que no hay otra voz como la suya en el panorama musical patrio, una voz dulce y clara, una voz universal. 


Rubia presentó canciones de su último disco Barman, así como un par de nuevos temas de lo que serán su siguiente álbum. Entre ellas destacan la deliciosa City Of Angels, Mary o este que nos ocupa y que es el causante de mi introducción tan llena de disculpas. Fue Sara la que al presentarlo nos dio la clave para entenderlo y para asentir de forma culpable al comprobar cuánta razón tenía. Es una canción que compuso como respuesta a tantos temas de desamor en el que se describen situaciones de dolor y pesadumbre tras un fracaso sentimental, cuando le damos la brasa a los amigos y parece que se vaya a acabar el mundo. Y resulta que no lo hace. Es más, no solo no se acaba, sino que nos encontramos mucho mejor, con nuevos novios y nuevas novias, o en feliz soledad y que nadie se ha muerto por ese cambio. Creí sentir risas silenciosas y cómplices a mi alrededor...

De eso trata Like Before, de que una vez sonreías, una vez disfrutabas de las cosas, tenías tus amigos y eso volverá a pasar después de la tormenta. Eso sí, estaremos agradecidos a aquellas personas que nos han hecho felices mientras fuimos felices. Es el bucle del amor, del que también hablaba Mist, curiosamente aquel artista que hace un año fue también protagonista de los conciertos en la terraza. El poder de la música, del arte, es lo que tiene, que transforma a las personas con acertadas dosis de belleza y positividad en los momentos más inesperados, que suelen ser también los momentos más necesarios.