"La música es sinónimo de libertad, de tocar lo que quieras y como quieras, siempre que sea bueno y tenga pasión. Que la música sea el alimento del amor."
"Music is synonym of freedom, of playing what you want and how you want, as long as it's good and made with passion. Let music be love's food."
Kurt Cobain (1967-1994)

domingo, 15 de mayo de 2011

Algo no funciona (La buena vida - Qué nos va a pasar)

XCIII
"Cada día trato de acertar por dónde saldrás.
Eso es tanto como adivinar qué nos va a pasar:"

QUÉ NOS VA A PASAR
La Buena Vida
Hallelujah!
Siesta Records
2001

(ENGLISH AHEAD) Hace sólo un día me sentaba ante el ordenador para escribir una pequeña entrada sobre el amor a la vida, esa cosa que se nos pasa rápidamente sin darnos cuenta y que, de rutinaria, no merece mucho nuestra atención. Tan sólo hace falta que ocurra algo para que nos empecemos a hacer preguntas sobre ellas. No es necesario que sea un acontecimiento devastador como un tsunami a miles de kilómetros, ni siquiera un terremoto más cercano. Hay cosas que, simplemente, nos tocan.

Unas horas después de deleitarnos con la vida de Dalla y Morandi, nos llega la noticia de una muerte. Intrascendente para muchos; una de las miles de vidas que se paran en el mundo todos los días. Yo no le conocía. De hecho, he sabido de su nombre hoy mismo, hace unos minutos. Pedro San Martín, se llamaba. Y tocaba el bajo en una banda de pop. Su nombre no ha dejado huella más que en sus allegados, pero la parte con la que él contribuyó a crear melodías y letras de una belleza inusual en el panorama musical de este país ya le hace merecedor de un homenaje.

Contribuir a la felicidad de la gente no es ninguna tontería. Los músicos lo hacen constantemente. Los que escuchamos no hacemos más que poner su trabajo en valor. Los seres humanos tenemos necesidad de sentir y, cuando eso se hace difícil, ahí están ellos para poner en una canción lo que nosotros no somos capaces de expresar. Ellos son nuestros terapeutas.

Nunca fui un seguidor de La Buena Vida, y no porque no me gustaran. Había escuchado el álbum Soidemersol y me pareció un magnífico trabajo. El hecho de que esta obra, llamada a ser el principio de su estrellato, no consiguiera la difusión que se merecía, los alejó de los canales más convencionales donde sigo pensando que se hubiesen desenvuelto pero que muy bien. En esas estábamos cuando apareció Qué nos va a pasar en mi vida. No es necesario estar inmerso en una ruptura sentimental para identificarse con ella. La canción misma se basta para penetrar en tu piel y quedarse enganchada a ella por los siglos de los siglos.

Desde la pregunta del título hasta el último verso, la canción saca a relucir esos engranajes que, en un momento determinado de nuestras vidas, parecen fallar. Algo deja de funcionar. Algo se rompe. Y este es el caso.

Pedro se fue, pero sigue aquí, en todas las canciones de La Buena Vida. Su huella, en muchos de nosotros, es muy pequeña, pero de un inmenso valor, porque nos acompañará de por vida. Descanse en paz.


It was only yesterday that I wrote a post about how to love life, this monotonous thing that passes so quickly before our eyes without paying much attention to. But no distant tsunamis are needed to start asking questions about it to ourselves. A tiny event is usually enough. There are things that move us.

A few hours after celebrating life with Dalla and Morandi, the news about the death of a person comes up. As insignificant as thousands of losses in a day worldwide. I didn't even know his name until a few minutes ago. He was called Pedro San Martín, and played the bass guitar in a pop band. But just the fact of having something to do with the writing of some of the most beautiful songs in Spanish pop deserves to pay him a tribute.

Contributing to people's happiness is worth praising. Musicians do it constantly. We, the listeners, do nothing but place a value on their work. Human beings are in need of feeling and, when feeling gets difficult, they write songs that say what we are unable to express. They are our real therapists.

I never was a follower of La Buena Vida, but it wasn't so because I didn't like them. Their album Soidemersol is one of my favourites. But the fact that it was not as successful as expected put them away of the path destined to the ones who really make it. Later on, a song came up to their rescue: Qué nos va a pasar. You don't need to be in the middle of a break-up to identify yourself with the story in it. The song itself has the quality of getting stuck under your skin for ever.

From the question in the title (What will become of us?) to very last verse, the song highlights those mechanisms in life which, on certain occasions, seem to misfunction. Something just stops working. Something breaks down. As this is the case. 

Pedro has gone, but he's still alive in each of his songs with La Buena Vida. The memory he left on most us is little, but immensely valuable, because it will stay with us forever. Rest in peace.

Enlaces/Links:
La Buena Vida's official website: www.lapaginadelabuenavida.com